Nueve equipos de seis países diferentes participaron en la Copa Toni Batistella que suponía la tercera edición de este torneo continental femenino sub 17. Dos italianos (Breganze y Matera), tres españoles (el actual campeón,; Mataró, Rivas Las Lagunas y Cuencas Mineras) un portugués (Associação da Juventude Salesiana), un inglés (RHC of England), un alemán (Eagle Team) y un suizo (Projekt 2020).Al final el Mataró revalidó su título con autoridad, invicto. Pero el verdadero triunfo de la semana se lo llevó el hockey femenino que logró reunir niñas de distintos rincones de Europa celebrando la amistad que han creado en torno a su actividad favorita: el hockey sobre patines.

Aún en el aeropuerto Adolfo Suárez -Barajas (Madrid), las jugadoras del Cuencas Mineras (Asturias) ya intercambiaban mensajes con las suizas que horas antes habían emprendido su viaje en furgonetas dirección Italia (Breganze). Se conocieron hace un año en esta misma copa y durante 365 días han mantenido viva la relación marcando la cuenta atrás en el calendario para reencontrarse en esta competición y disfrutar del hockey la amistad.

Pero éste no es un caso aislado. La copa de Europa femenina sub 17 ha unido clubes, como es el caso del Vilasana y el Juventud Salesiana. Mientras nuevos equipos asistían a la Toni Batistella en Breganze, las jugadoras del Vilasana -equipo que participó en las ediciones pasadas- visitaban en Portugal a amigas que habían hecho en este campeonato.

Ése es el espíritu de esta Copa. Ésa es la recompensa al trabajo que hay detrás y a la inversión económica que los clubes destinan a esta competición.

Ha habido partidos más intensos que otros, niveles muy dispares, equipos de presente y otros de futuro. Pero nada de eso tendría sentido si se limitara a lo puramente deportivo.

Foto de Joan Ramon Castellví

Por supuesto que el desarrollo del hockey femenino en Europa pasa por el trabajo en pista de entrenadores y coordinadores en busca de un incremento del nivel de juego de sus equipos. Objetivo que hemos podido ver complido en esta tercera edición con la primera victoria del equipo inglés, el enorme salto cualitativo que ha dado el conjunto alemán o el progreso más que demostrado del suizo (con las miras en el 2010, Projekt2020) que llegó al último partido del campeonato dependiendo de sí mismo para alzarse con el trofeo.

La Copa Toni Batistella ha sido un éxito del hockey femenino y, lo más importante, ha logrado hacer felices no sólo a quiénes la ganaron sino a todas las que participaron porque para ellas esta era “su cita” del año, su aliciente para entrenar cada día y no bajar los brazos. Y así debe seguir siéndolo…

Nos vemos el próximo año para celebrar la evolución del hockey femenino, la amistad y simplemente “eso”: que nos volvemos a encontrar.

Felicidades a todas las chicas que participaron en esta tercera edición de la copa de Europa sub 17 y suerte a todos los que equipos para conseguir estar en la próxima.

Todas las fotografías y vídeos (con los partidos íntegros de sábado y domingo) del torneo AQUÍ

 

ARTICLE BY SUSANNA PANDAVENES