[SPAIN] Asturias, Lisboa y … ORO

Un escrito emociona pero no eriza la piel.

Las palabras no se quedan grabadas, se memorizan.

Tantas letras como se escriben pueden también borrarse.

Pero cuando una imagen capta el momento que logra ponernos el vello de punta, entonces se convierte en imborrable.

Las imágenes cuentan historias, como esta del Hostelcur levantando la copa de Europa por quinta vez en su historia. Esta fotografía habla de una historia de amistad, sacrificio, humildad y soñar en grande. Es una acuarela real que describe de forma fiel el término felicidad -estado de ánimo del que disfruta de lo que desea. Satisfacción, alegría-.

 

 

Historias como la de las hermanas Lolo, luchando juntas por el quinto título continental de su club. Elena y Sara son, aunque con carreras bien distintas, la demostración de que sólo vale el trabajo.

Pero la final four femenina de Europa en Lisboa nos dejó más instantáneas para el recuerdo con un relato detrás que trata de hockey, de la evolución del femenino en Europa y de sueños cumplidos.

 

En esta imagen Diana Lopes, del Stuart Massamá, roba la bola a Sara Roces, jugadora hoy del Hostelcur Gijón que representaba entonces al Cuencas Mineras en la Copa europea sub 17 Antonio González disputada en diciembre de 2015.

Apenas dos años después, la imagen se repite pero esta vez en una final four europea. Dos jugadoras que hoy han logrado aquello con lo que fantaseaban 800 días atrás.

Un colegio jugando una semifinal continental, una escuela compitiendo de tú a tú con los grandes de Europa, con equipos de ciudades y emblemas con gran tradición e historia en nuestro deporte. El Stuart Massamá es un club adolescente aún, han pasado sólo 16 años desde su nacimiento y ya puede presumir de haber llegado a la una final four europea, a la competición femenina más exigente del mundo.

Y además, el Massamá demostró ir por buen camino no sólo en lo deportivo sino también en lo social, llenando una grada entera de Da Luz con sus aficionados que no quisieron perderse este dorado capítulo de su corta historia.

El deporte es competitivo, muchas veces cruel y en ocasiones hasta injusto. Pero todo esto se transforma en valores, el deporte es una enseñanza de vida que convierte a quiénes lo practican en mejores personas. Y de esto también hay una imagen que habla por si sóla, la fotografia del fair play protagonizado por una leyenda activa del hockey sobre patines mundial que tenemos la suerte de que es española, Natasha Lee.

Y es que el dolor también forma parte del deporte. Sufrir para llegar a tiempo, esforzarse por acortar los plazos, superar obstáculos y aguantar apretando los dientes cuando ya sólo queda esa opción. De eso habla esta imagen…de dos referentes que lo hicieron todo para salir en la foto.

Pero no se puede resumir en imágenes esta final four europea sin poner en valor la exquisita organización del SL Benfica que, como así lo han señalado ya en sus redes sociales jugadoras de todos los equipos, concedió a la competición la importancia que ésta tenía y logró que las participantes se sintieran lo que son: las mejores jugadoras de hockey sobre patines de Europa. Ahí es nada

El club anfitrión cuidó de cada detalle para que sólo se hablara de ELLAS y nada ni nadie les robara el protagonismo durante esos dos días. La atención debe estar puesta en quiénes lograron la hazaña y levantaron el título, ELLAS son las que merecían disfrutar de una competición organizada por profesionales y así lo hicieron.

Un fin de semana en el que el hockey femenino llenó las gradas de Da Luz, levantó las pasiones de los aficionados y no decepcionó a fieles sorprendiendo a los más incrédulos.

Enhorabuena a los cuatro equipos y gracias por el gran espectáculo.

Susana Pandavenes CERS-RH

Link http://www.marca.com/blogs/una-percha-para-mi-stick/2018/03/20/asturias-lisboa-y-oro.html